INICIO

QUE ES EL VIH SIDA

PRENSA

18 de abril de 2020

La odisea de pacientes de riesgo para obtener medicamentos durante la cuarentena.

Pacientes inmunosuprimidos y con planes especiales reclaman que deben hacer trámites presenciales para obtener sus medicamentos. Aún cuando se recomienda el aislamiento para la población en general (incluso es obligatorio) y pese a que se encuentran en grupos de riesgo en caso de infectarse con coronavirus, algunos procedimientos siguen exigiendo receta en papel y la necesidad de pasar por varias instancias.

Es el caso de los pacientes con VIH, que deben llevar la receta impresa a la farmacia. Para obtenerla hay varios caminos, ninguno sin exposición. Los beneficiarios de planes especiales de OSEP pasan por algo parecido: varias instancias para acceder.

El 31 de marzo el Ministerio de Salud de la Nación publicó la Resolución 696/2020 donde se autoriza la prescripción de recetas por medios electrónicos como WhatsApp, mail u otros. Excluye los estupefacientes.

Idas y vueltas

Hasta ahora quienes tienen un tratamiento continuado para VIH deben ir al médico, pedir la receta y con ella ir a la farmacia. Otra opción es contactar por teléfono al médico y que este la envíe por medios digitales, luego ir al Programa Provincial de Sida, donde ellos la entregan impresa, y de ahí a la farmacia.

Quienes recién inician tratamiento, retoman después de un tiempo o lo modifican, deben ir a tres instancias: médico, programa y farmacia.

Gustavo Granella, presidente de Redes Nueva Frontera -una organización que agrupa a pacientes con VIH- ha hecho reclamos sin éxito. “Si llega a pasar algo como está pasando en otros lugares, cuando tengan que elegir entre poner un respirador a una persona sana o a nosotros, lo ponen al sano; eso lo tenemos recontra-claro. Entonces lo que tenemos que cuidar es que la gente no vaya a lugares donde pueda infectarse”, señaló.

Relató que algunos médicos han dejado de atender o están abocados al Covid-19 y que no todos los pacientes cuentan con el celular del profesional.

Pacientes de Planes Especiales de OSEP, la obra social de los empleados públicos, o los allegados que les realizan los trámites también están preocupados porque deben exponerse.

María (no es su nombre real) es una de ellas. Tiene hepatitis autoinmune y está inmunosuprimida. No pisa la calle pero cuenta con su hermana que le hace los trámites. “No se usan las recetas electrónicas (en esos casos), tengo que ir a buscar la receta a mi médico, llevarla a autorizar y volver (una semana después) a la farmacia; es una vergüenza lo que está pasando”, relató.

Y agregó: “El 2 de abril mi hermana fue a llevar las recetas del médico y estuvo 3 horas y media esperando para que le autorizaran las recetas en OSEP. Ella se puso muy mal porque temía contagiarse algo, ya que además había más de 100 personas esperando. El 15 volvió a buscar uno de los medicamentos y para retirarlo estuvo esperando una hora y media”.

Parte de la solución

Desde el Programa Provincial de Sida manifestaron ayer al mediodía que, por cuestiones normativas provinciales, para entregar los medicamentos era necesaria la receta en papel.

El responsable del área, Víctor Bittar reconoció que no habían podido implementar la receta digital como en otros lugares del país por cuestiones normativas pero estaban analizándolo con el Ministerio de Salud.

Con el plan de contingencia por la pandemia, habilitaron la posibilidad de que los médicos envíen por medios digitales la orden al programa, luego el paciente la retira y va a la farmacia. Quienes ya tienen un tratamiento continuado pueden ir del médico a la farmacia con la receta.

En cambio, quienes inician tratamiento, lo modifican o deben retomarlo después de más de tres meses, deben inevitablemente ir a una consulta médica, al programa y de allí a la farmacia.

Sin embargo, poco después de la consulta de Los Andes se comunicaron para anunciar que, a partir del lunes, el primer grupo (quienes mantienen un tratamiento) podrán retirar los medicamentos directamente de la farmacia, sólo firmando una constancia que servirá para hacer el control.

Bittar destacó que se han hecho cambios, como que los medicamentos puedan entregarse para 2 a 6 meses según el caso y que se habilitó una farmacia sólo para el programa en el hospital Central.

El director de OSEP, Carlos Funes, reconoció que hay esperas en Planes Especiales y explicó que para estos pacientes no pueden implementar por ahora la receta electrónica. “Creo que la vamos a habilitar a largo plazo”, subrayó. Los motivos son que se trata de medicamentos de alto costo y es la manera que tienen de llevar un control.

En tanto, el subdirector de Salud de la entidad, Vicente Diez, destacó que hay opciones para que la gente no tenga que esperar allí. “Se ha informado pero la gente sigue viniendo. Es una cuestión de costumbre”, manifestó.

Una de ellas es ir al médico tratante y que él envíe por medios digitales a Planes Especiales, luego el paciente sólo debe ir a buscar los medicamentos.

Otra opción es que la receta o el pedido hecho por el mismo paciente se deposite en un buzón que hay en el lugar o se envíe por correo electrónico. Luego desde el área comunican cuándo se puede ir a retirar la medicación.

Sin embargo, la paciente consultada dijo que el buzón y el envío del pedido por mail no están funcionando.

En OSEP hay receta electrónica para crónicos

Las autoridades de OSEP señalaron que en el caso de los pacientes crónicos, que no están incluidos en Planes Especiales, sí se está usando la receta electrónica.

Su director, Carlos Funes, explicó que se ingresa al portal y en un apartado específico el paciente llena la solicitud. Dijo que reciben unas mil por día y que tienen 25 médicos en toda la provincia habilitados con firma digital para la confección de la receta.

Fuente: Diario Los Andes

Abrir el chat