¿Qué es el VIH y qué es el SIDA?

QUE ES EL VIH 

¿QUE ES EL VIH Y QUE ES EL SIDA?<br />
  • Anteriormente, la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se catalogaba como una enfermedad mortal. Hoy en día, gracias al tratamiento antirretroviral, ésta es considerada una enfermedad crónico-degenerativa.
  • A las etapas más avanzadas de la infección por VIH se les conoce como síndrome de inmunodeficiencia adquirida o SIDA.
  • El daño al sistema inmune incrementa con el transcurso del tiempo, así como el riesgo de desarrollar SIDA.
  • El SIDA es una condición grave, aunque no necesariamente mortal, que frecuentemente se asocia con complicaciones infecciosas o tumores, y que puede evitarse mediante el diagnóstico y el tratamiento oportunos de la infección por el VIH.
  • Una vez que el VIH entra en el cuerpo, éste estimula la producción de anticuerpos (substancias creadas por el sistema inmunitario al reconocer una infección).
  • En general, los anticuerpos contra el VIH se desarrollan de 3 a 12 semanas después del contagio y son incapaces de detener la infección. Las complicaciones infecciosas recurrentes por bacterias, hongos y virus son frecuentes y potencialmente graves en las personas con SIDA.
COMO SE DETECTA
  • La mayoría de las pruebas de detección del VIH buscan la presencia de anticuerpos anti-VIH en la sangre, la saliva o las secreciones genitales.
  • Durante las primeras 3-12 semanas de la infección se pueden reportar resultados falsamente negativos (período de ventana) en las pruebas de detección anti-VIH basadas en la detección de anticuerpos.
  • El VIH encuentra y destruye un tipo particular de glóbulos blancos, que son las células de la sangre que forman parte del sistema inmunitario (las células T-CD4) y que se encargan de combatir ciertas enfermedades.
  • El conteo de CD4+ normal oscila de 800 a 1200 células/mm3.
  • Después de 2 a 4 semanas de adquirida la infección se pueden presentar síntomas inespecíficos como fiebre, dolor de garganta, crecimiento ganglionar, cansancio y dolor muscular durante un período de 3 a 14 días.
  • Después de las manifestaciones iniciales, las personas que viven con VIH pueden mantenerse sin síntomas de enfermedad por un período que puede ir de 5 a 8 años, e incluso transmitir la infección sin saberse portadores del virus.
COMO SE TRANSMITE
  • En México predomina la transmisión del VIH por vía sexual y el contagio puede ocurrir en hombres que tienen sexo con hombres y también en población heterosexual.
  • El VIH también se transmite al compartir agujas o jeringas con una personas infectadas o, con menor frecuencia, por transfusiones de sangre o por factores de coagulación contaminados.
  • En 1987 en México inició el programa de “sangre segura” a fin de detectar si ésta se encuentra infectada por el VIH. En razón de ello, el riesgo de infección por medio de transfusiones es sumamente bajo.
  • El VIH se encuentra principalmente en la sangre, el semen, el fluido vaginal y la leche materna.
  • El virus no sobrevive con facilidad en el medio ambiente una vez que las secreciones se secan pero, cuando aún se encuentran húmedas, debe evitarse el contacto directo de éstas con piel y mucosas.
  • Las mujeres portadoras de VIH pueden transmitir la infección a sus hijos durante el embarazo, el parto o al alimentar a sus bebés con leche materna después de su nacimiento.
  • El VIH no se transmite a través de besos, caricias, abrazos, picaduras de insectos, por uso compartido del retrete, intercambio de ropa o uso de los mismos utensilios de cocina.
¿COMO AYUDAN LOS ANTIRRETROVIRALES?<br />
  • Los medicamentos que limitan la multiplicación del virus son conocidos como “antirretrovirales”.
    Al contener la multiplicación o replicación viral se detiene el daño del VIH al sistema inmune.
  • Existen más de 20 antirretrovirales disponibles pertenecientes a 5 clases con diferentes mecanismos de acción.
  • El tratamiento antirretroviral es incapaz de controlar la replicación viral en algunos tejidos, y por esta razón aún no es posible curar la infección por VIH.
  • El tratamiento antirretroviral altamente activo (TARAA) debe contener de 3 a 4 drogas antirretrovirales , cada una de 2 clases distintas, para asegurar el control total de la replicación viral.
  • El tratamiento antirretroviral tiene como objetivo alcanzar y mantener niveles no detectables de la carga viral en la sangre, idealmente por debajo de 50 copias/ml.
  • Mientras mayor sea el daño inmunológico menor será la probabilidad de éxito de la terapia. Debe evitarse la progresión a SIDA con el inicio oportuno del tratamiento.
  • Se ha demostrado que a menor carga viral del VIH en la sangre, mayor es la probabilidad de recuperación del sistema inmune y menor el riesgo de SIDA.
  • La recuperación del sistema inmune se refleja en la mejoría de los síntomas (cuando existen), la reducción de complicaciones infecciosas y el incremento en la cantidad de células CD4.
  • El tratamiento antirretroviral también debe mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de transmisión viral.
  • La respuesta al tratamiento antirretroviral debe ser medida periódicamente en la sangre para asegurar su éxito. Actualmente se recomiendan de 2 a 4 mediciones por año, de acuerdo con el criterio médico.
LOS ANTIRRETROVIRALES ¿SON PARA SIEMPRE?<br />
  • Para que el TARAA sea eficaz deben cumplirse óptimamente las indicaciones de administración. Las dosis perdidas de uno o más medicamentos antirretrovirales permiten la replicación viral.
  • El VIH es un virus poderoso que se multiplica rápidamente cuando el TARAA no logra controlarlo. En estas condiciones se puede desarrollar “resistencia” a los medicamentos antirretrovirales.
  • Una vez que es el virus desarrolla resistencia, ésta puede aplicar a varias drogas de una misma clase. Es posible que se pierda la actividad antirretroviral de los medicamentos que están administrando y de otros que no se han probado.
  • Una vez iniciado, el TARAA debe ser mantenido indefinidamente. Aun cuando se registre una mejoría, la interrupción del tratamiento puede conducir a complicaciones asociadas o no con el SIDA.
  • El tratamiento con medicamentos llamados “profilácticos” se inicia cuando la persona que vive con VIH presenta menos de 200 cel/mm3. Éstos no deben suspenderse si no es por indicación médica.

ASPECTOS EMOCIONALES 

¿POR QUE CUIDAR EL ASPECTO EMOCIONAL?<br />
  • Los bajos niveles de testosterona son frecuentes en hombres con infección avanzada por VIH y éstos pueden manifestarse como trastornos del estado de ánimo.
  • En algunos casos, los medicamentos antirretrovirales pueden provocar o agravar la depresión.
  • La tristeza, la desesperanza, los trastornos del sueño y la pérdida del apetito pueden ser resultado de una depresión. Comparta sus síntomas con el médico.
  • La depresión en personas con el VIH es frecuente y puede ser severa.
  • La depresión se caracteriza por trastornos de sueño, falta de apetito, dificultad para concentrarse, tristeza y apatía.
  • La depresión no es una señal de debilidad de carácter y con frecuencia requiere de ayuda para superarla.
  • La depresión es una condición muy frecuente entre las personas con el VIH. Si no se trata, esta condición puede afectar la adherencia al tratamiento y la calidad de vida.
  • La depresión es más frecuente en mujeres. Asimismo, tiene más probabilidades de desarrollarse cuando existen antecedentes familiares o personales de enfermedad mental, cuando ha habido abuso de alcohol o de drogas, cuando hay falta de apoyo social, cuando el serostatus se mantiene en secreto y cuando se experimenta fracaso frente al tratamiento.
  • La depresión puede hacer que las personas se olviden de tomar los medicamentos prescritos o las dosis adecuadas.
  • La depresión llega a fomentar conductas de alto riesgo que permitan continuar la transmisión del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.
  • La depresión afecta la capacidad de disfrutar la vida, pero existen formas que ayudan a combatirla.
  • La depresión es una enfermedad tratable que responde a tratamiento con fármacos y otras intervenciones.
  • Los antidepresivos pueden interactuar con algunos antirretrovirales. Consulte a su médico.
  • Algunos medicamentos alternativos para la depresión, como la raíz de san Juan, pueden interactuar con algunos antirretrovirales.
  • Evite su uso y consulte siempre a su médico.
  • No se auto medique con alcohol o drogas ilegales, ya que estos pueden contribuir a que experimente síntomas de depresión y pueden provocar otros problemas.
¿DE QUE DEPENDE UN BUEN ESTADO DE ÁNIMO?
  • El individuo en tratamiento antirretroviral óptimo se mantiene libre de enfermedad y productivo.
  • Tener VIH no implica de ninguna manera dejar de vivir, sino más bien adoptar un nuevo estilo de vida.
  • El tratamiento antirretroviral debe incorporarse a la vida como un elemento cotidiano de forma que el apego al mismo se facilite y no se pase por alto ninguno de los medicamentos o dosis prescritos.
    Informe a su médico si la presentación del medicamento, sus horarios o sus efectos adversos le disgustan seriamente o si limitan sus actividades cotidianas.
  • Comparta sus dudas con el médico, aclare detalles sobre la administración y sobre los efectos adversos potenciales.
  • Compartir sus intereses o inquietudes con sus seres queridos facilita la aceptación de la infección por VIH y la adherencia al tratamiento.
  • El apoyo de familiares y amigos mejora la probabilidad de adherencia al tratamiento.
  • Una adecuada relación con el médico y una confianza en el tratamiento antirretroviral favorecen la adherencia a la terapia.
  • No permita que el temor al estigma a la discriminación ante la posibilidad de ser sorprendido tomando sus medicamentos interfiera con la adherencia al tratamiento.
  • No se deje intimidar frente a preguntas o insinuaciones poco sensibles relacionadas con su condición o los medicamentos que toma.
    Los grupos de autoayuda pueden ser muy útiles para compartir temores, mejorar las estrategias de adherencia y reducir las prácticas de alto riesgo.
¿QUÉ OTRAS COSAS INFUYEN EN EL ESTADO DE ÁNIMO?
  • El ejercicio moderado beneficia el sistema inmune, el metabolismo y el estado de ánimo de las personas con infección por VIH estable.
  • El ejercicio puede aumentar la fuerza, reducir la depresión y la fatiga, mejorar la resistencia, incrementar la salud cardiovascular, ayudar a controlar el estrés y promover la fuerza de los músculos.
  • Numerosos ejercicios basados en el movimiento, como el yoga, ayudan a mantener el tono muscular y la flexibilidad al tiempo que poseen cualidades relajantes y de meditación.
  • El sueño saludable provee beneficios mentales y físicos, mejora el estado de ánimo y la concentración y brinda una sensación de energía.
  • Los efectos adversos e algunos medicamentos pueden asociarse transitoriamente con insomnio o sueños vívidos. En general, esta no es una razón para suspender el tratamiento. Solicite ayuda a su médico para abatir los síntomas.
  • El abuso de drogas y alcohol se han asociado con una pobre adherencia al tratamiento y con la persistencia de relaciones sexuales no protegidas.
  • La cafeína es un estimulante del sistema nervioso por lo que su consumo debe interrumpirse de 4 a 6 horas antes de acostarse.
  • El tabaquismo se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares, trastornos del metabolismo y cáncer.
  • La nicotina estimula al sistema nervioso y puede provocar también problemas para conciliar el sueño o despertares frecuentes durante la noche.
  • El alcohol puede facilitar el inicio del sueño, pero provoca despertares a lo largo de la noche.
  • Los beneficios de la expresión sexual son la disminución del estrés, el aumento de la longevidad, la reducción del riesgo de cáncer y las enfermedades cardíacas, la mejora del sistema inmunológico y los patrones del sueño, y un menor riesgo de depresión y suicidio.
  • Ejercite su sexualidad con responsabilidad.
  • Gran parte de la terminología que rodea el tema del SIDA ha reforzado actitudes negativas hacia el sexo y el cuerpo y ha fomentado la estigmatización y discriminación de las personas infectadas con VIH/SIDA.
  • La sexualidad responsable y madura, tanto en relaciones homosexuales como heterosexuales, es esencial para el cuidado de la salud.
  • Hable con su pareja de lo que significa participar en relaciones sexuales maduras y responsables, de mutuo acuerdo, que empoderen a ambas partes y respeten la dignidad humana.

SEXUALIDAD RESPONSABLE

¿PARA QUÉ UNA SEXUALIDAD RESPONSABLE?<br />
  • Hablar abiertamente de una sexualidad responsable y madura es urgente dada la realidad de violencia y temor que al respecto experimentan las mujeres de todo el mundo.
  • Las personas que han sufrido este tipo de abuso tienden a iniciar su vida sexual en etapas más tempranas y con comportamientos más arriesgados, lo que las hace más vulnerables al VIH/SIDA.
  • Las autoridades y la sociedad están obligadas a respetar los derechos fundamentales e inalienables de la persona humana.
  • Reconozca y ratifique los derechos y las responsabilidades de los hombres y las mujeres en su compromiso frente a las relaciones sexuales maduras y seguras.
  • Promueva el diálogo entre hombres y mujeres a fin de modificar los roles y las actitudes de género que perpetúan el dominio de los primeros sobre las segundas.
  • Condene la violencia contra mujeres y niñas. Todo caso de violencia contra la mujer y la niñez se debería reportar a las autoridades civiles y los perpetradores deberían ser castigados.
  • Es necesario que la comunidad proporcione apoyo y ayuda a hombres, mujeres, niños y niñas víctimas de violencia sexual.
    Adopte comportamientos que respeten los derechos humanos y exija que los demás respeten los suyos.
¿CUÁL ES LA MEJOR PROTECCIÓN?
  • Usados de manera correcta y consistente, los condones de látex y poliuretano constituyen la única protección en contra del contagio o la transmisión del VIH/SIDA en relaciones sexuales (por vía vaginal, oral u anal).
  • La presencia de ciertas infecciones sexuales aumenta el riesgo de transmitir o de adquirir la infección por VIH.
  • La sífilis y la gonorrea son infecciones de transmisión sexual y pueden adquirirse también a través del sexo oral.
  • En el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual es necesario involucrar a la pareja sexual.
  • La baja autoestima, el miedo a la disminución del placer sexual, la depresión y el abuso de sustancias ilícitas son factores que disminuyen el uso del condón.
  • Usar condones es una manera de proteger la salud y el futuro de su familia. El condón protege de las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • No utilice condones vencidos o de envases deteriorados.
  • Evite dañar el envase del condón al abrir. No utilice los dientes o las uñas para eso.
  • El condón debe colocarse en el pene cuando esté erecto y antes de cualquier contacto genital.
  • El pene produce secreciones antes de la eyaculación que pueden contener organismos que causan las enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Para colocar el condón hay que ponerlo en la punta del pene (glande) y desenrrollarlo completamente hasta llegar a su base. Es necesario asegurarse también de que no quede aire en el depósito (en la punta del condón).
  • Si usa lubricantes sobre el condón, asegúrese de que sean a base de agua o de silicona. Colóquelos también en la vagina o el ano.
  • No usa lubricantes a base de aceites, petróleo, aceite mineral, vegetal, cremas cosméticas, vaselinas, etc.
  • Los lubricantes de base aceite pueden dañar el condón causando rupturas. Es importante saber esto ya que constituyen una de las causas por las que los condones se rompen.
  • Después de eyacular retire el pene antes de que pierda la erección sujetando el condón por su base para asegurar que no se escape el semen. Sáquelo cuidadosamente.
  • Mantenga los condones en un lugar fresco y seco. No los guarde en su billetera, guantera, maleta del auto o en lugares donde puedan estar expuestos al calor al sol o la humedad.
  • Siempre use un condón nuevo cuando repita el acto sexual o en cualquier otro acto en el que haya contacto genital.
  • Nunca haga uso de más e un condón a la vez. La fricción entre ellos puede ocasionar que uno o ambos se rompan o resbalen.
  • En el 95% de los casos, la razón por la que el condón se rompe o falla es porque no se utilizó correctamente.
  • El condón femenino ofrece protección adicional en contra del herpes genital y la infección por virus de papiloma humano.

A TENER EN CUENTA

EJERCICIO Y SUEÑO
  • Junto con otros cuidados, la práctica regular de algún ejercicio es importante para las personas que viven con VIH, ya que además de ser parte de un estilo de vida saludable que aporta múltiples beneficios, la actividad física puede ser un factor que ayude a fortalecer el sistema inmunológico, mientras promueve que la gente se sienta mejor.
  • Antes de empezar cualquier programa de ejercicio, es fundamental consultar al médico para saber cuál es la mejor actividad y cuánto tiempo debe realizarse, pues esto puede variar según cada persona.
  • El entrenamiento de resistencia o fuerza, es importante para las personas que viven con VIH, ya que puede ayudar a compensar la pérdida de músculo que en ocasiones es causada por este padecimiento.
  • Por su parte, el ejercicio aeróbico fortalece los pulmones y el corazón, desarrolla los músculos y quema la grasa; caminar, trotar y nadar son algunos ejemplos de este tipo de actividad. Así, el movimiento aumenta la velocidad y la profundidad de la respiración, lo que a su vez incrementa la cantidad de sangre y oxígeno que el corazón bombea a los músculos, además, implica trabajar continuamente los grupos musculares.
  • Al combinar este tipo de entrenamiento con el de resistencia, se posibilita mejorar la composición corporal y mantener bajos los lípidos y azúcares de la sangre.
  • Es importante que el ejercicio se realice gradualmente y que cada persona vaya a su propio ritmo. Asimismo, se tiene que beber agua antes, durante y después de la actividad física, es necesario alimentarse sanamente y dormir el tiempo necesario.
  • Si se está enfermo o se tiene un resfriado, por ejemplo, se puede tomar un descanso que con seguridad el cuerpo agradecerá.
NUTRICIÓN Y ENERGÍA
  • Una alimentación saludable es especialmente importante para las personas que viven con VIH/SIDA, pues a través de ella y en combinación con los medicamentos, se contribuye a mantener la calidad de vida. Para conservar el peso corporal y la energía, es fundamental tener una nutrición sana y equilibrada.
  • Esta condición conduce a diferentes problemas como fiebre y diarrea, así como otras situaciones capaces de reducir la ingesta alimentaria, disminuir el apetito e interferir con la capacidad del cuerpo para asimilar lo que se come, provocando una mala nutrición, adelgazamiento y debilitamiento.
  • Los alimentos se componen de nutrientes y el organismo no puede funcionar adecuadamente si le hacen faltan, por ello, es conveniente iniciar cuanto antes una dieta apropiada; una vez que se haya adelgazado, resulta complicado recuperar el peso perdido debido al cansancio y la inapetencia.
  • En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ofrece algunas recomendaciones de carácter genérico; no obstante, será el médico quien indique la dieta más adecuada según el caso de cada paciente.
    1) Comer bien significa consumir una variedad de alimentos mediante los cuales se aportarán los nutrientes indispensables
    2) Los alimentos básicos deben integrar la mayor parte de una comida, pues aportan una gran cantidad de energía y algunas proteínas, entre ellos se cuentan los cereales como el arroz, el maíz y el trigo; las raíces amiláceas como las papas y las frutas amiláceas como el plátano.
    3) Las hortalizas y las frutas constituyen una parte fundamental de la dieta; proporcionan vitaminas y minerales que son importantes para combatir la infección. Es recomendable consumir una amplia variedad ya que cada una contiene diferentes nutrientes, entre ellas, pueden mencionarse espinacas, calabaza, tomates, zanahoria, papaya, piñas, moras, mango, naranjas, mandarinas y guayabas, entre otros.
    4) Asimismo, se deben consumir legumbres, como frijoles y lentejas, para obtener las proteínas necesarias; pues son una buena fuente de vitaminas, minerales y fibras que ayudan a mantener activo el sistema inmunitario.
    5) Los alimentos procedentes de animales como el pescado, aves y lácteos, también deben consumirse, dado que brindan proteínas de gran calidad, vitaminas y minerales, así como energía suplementaria. También beber abundante agua es importante para mantener las funciones vitales y es necesaria a diario, toda persona necesita unos ocho vasos al día y si hace calor, se suda o se tiene diarrea, vómitos o fiebre, se requiere aún más.
    6) Las grasas, aceites y azúcares son buenas fuentes de energía; no obstante, tanto las grasas como los azúcares, no son ricos en otros nutrientes por lo que deben consumirse como complemento de otros alimentos y no en sustitución de ellos.
    7) Entre la variedad de alimentos con estas propiedades, pueden mencionarse productos como la nata, la crema de coco, el aguacate, semillas como el girasol y el sésamo, en el caso de las grasas y los aceites; en tanto, los alimentos azucarados comprenden, por ejemplo, la miel y las mermeladas

Redes Nueva Frontera

Redes Nueva Frontera es una Asociación Civil sin fines de lucro que fue fundada en 1998 con Personería Jurídica Nº 1233 desde el año 2000.

Abrir el chat